Consolidando los esfuerzos de la biofortificación en Guatemala

Plataforma BioFORT: Uniendo fuerzas para luchar contra la desnutrición mejorando el sustento de nuestras comunidades rurales

Fecha: abril 6, 2016 |
| Autor: administratorBio
Print
Plataforma BioFORT luchando contra la desnutrición en Guatemala

No es común que te encuentres en un salón lleno de humildes agricultores vistiendo sus botas y pantalones vaqueros al lado de profesionales vistiendo trajes. Un espacio en el que las conclusiones compartidas por los investigadores fueron seguidas por discusiones abiertas, con momentos de choques culturales como si colisionaran dos mundos aparentemente opuestos.

Esta fue la escena en la que Semilla Nueva participo el Jueves, 18 de Febrero, como parte de la Primera Reunión Anual de la Plataforma BioFORT. Dicha plataforma es una red de organizaciones internacionales de desarrollo, instituciones de gobierno, universidades, asociaciones de productores, y ONGs dedicadas a la agricultura con una misión en común: Promover los cultivos biofortificados en la dieta guatemalteca tan deficiente en micronutrientes. Los miembros de la Plataforma BioFORT trabajan juntos para compartir sus investigaciones y materiales educativos, discutir estrategias, y construir proyectos de apoyo mutuo.

Guatemala sufre del porcentaje más alto de desnutrición crónica a nivel latinoamericano, y es el tercero a nivel mundial (después de Yemen y Afganistán).

Muchos guatemaltecos en el área rural viven de maíz y frijol, y las versiones internacionalmente biofortificadas de estos dos cultivos han demostrado incrementar los ingresos e impactar positivamente en la desnutrición. Los miembros de la Plataforma comprenden esto, ahora más que nunca, lo cual es crucial para unirse y encontrar soluciones sostenibles para las poblaciones más vulnerables. Todos en la Plataforma están conectados para luchar por los pequeños agricultores y agricultoras, y por la salud de la siguiente generación de Guatemala.

Para iniciar con el evento, Karen López, la Coordinadora de Desarrollo y Vinculación para la Plataforma BioFORT y quién ha sido un miembro integral de nuestro equipo en Semilla Nueva desde Enero, presentó el maíz de Alta Calidad Proteíca o QPM (por sus siglas en inglés) y el frijol de alto contenido en hierro. Dichos cultivos altamente nutritivos  pueden ser fácilmente integrados en la dieta de los guatemaltecos. Representantes del Instituto de Ciencia y Tecnología Agrícola -ICTA- presentaron el plan para expandir la biofortificación en Guatemala enfocándose en las raíces de la desnutrición. Karen ha trabajado muy de cerca con el ICTA, quien supervisa el proyecto financiado por HarvestPlus y que apoya su rol con la Plataforma.

Como secretario de la Plataforma BioFORT oficializada el 12 de agosto de 2015, Semilla Nueva tomó el rol de moderador de la fascinante y variada discusión originada después de las presentaciones. Los participantes pusieron sobre la mesa sus diversas experiencias, como profesores de agronomía sumergiéndose en la composición del material genético de las variedades de cultivos mientras los agricultores compartían de primera mano sus propias experiencias cosechándolos.  Los científicos que lideraban algunos de los primeros esfuerzos con cultivos biofortificados décadas atrás conversaron acerca de sus fracasos y preguntaron a todos los presentes los detalles en los que ellos podrían mejorar. Las ONGs también hicieron referencia a sus limitaciones, y un oficial del gobierno expuso las deficiencias que han sucedido en las capacidades de las entidades gubernamentales al momento de trabajar con los cultivos biofortificados, y pidió  la colaboración de todos para vencerlas.

Este tipo de colaboración es el sueño de incontable organizaciones de desarrollo. ONGs, organizaciones de gobierno, y otras instituciones a menudo trabajan en silos metafóricamente, incapaces de organizar la energía requerida para unir un conjunto de recursos. Y es que cuando las instituciones fracasan al no unir esfuerzos puede ser contraproducente. Frecuentemente duplican esfuerzos y olvidan compartir prácticas valiosas entres ellos. Aunque estén trabajando duro, hay recursos que pueden no estar aprovechando eficientemente por no visualizarlos completamente. La Plataforma está cambiando esto a través de compromisos de organizaciones de todos los polos de la sociedad, y aunque al mismo tiempo hay opiniones divergentes, es crucial crear un espacio para escuchar a todas estas voces y así crear un cambio sostenible a nivel local y nacional.

Al final de la reunión, la aleccionadora discusión condujo a un marco que proponía qué podrían lograr juntos y las fuertes decisiones logísticas aún por tomar. Los miembros de la Plataforma resaltaron la importancia de una adecuada educación agrícola y la utilización de la práctica campesino-a-campesino para compartir información y semilla para extender el alcance del trabajo de la Plataforma en Guatemala, más allá de los miembros actuales.  Los participantes colectivamente decidieron planear en las comunidades en las que cada organización trabaja para asegurar que todas aquellas que se encuentran en necesidad sean cubiertas y evitar que unas comunidades reciban más apoyo que otras. Sin embargo, antes del plan que podría ser implementado, se tomaron algunas decisiones importantes para determinar cómo exactamente se aseguraría un adecuado seguimiento para los agricultores que recibieran la nueva semilla, y cómo asegurar que las diversas organizaciones participantes podrían proporcionar el mismo nivel adecuado de información.

Finalmente, el grupo decidió programar dos reuniones técnicas así como acordaron socializar con los técnicos de campo de cada organización, las parcelas actualmente sembradas por Semilla Nueva y ANAGRAB (Asociación Nacional de Granos Básicos) en la Costa Sur, Región Norte y Región Oriente de Guatemala.

Estamos muy entusiasmados de haber logrado esta extraordinaria unidad, dado que es la primera vez que este tipo de colaboración sucede en la comunidad agrícola en Guatemala. Semilla Nueva está se encuentra muy emocionada al jugar un mayor rol en las actividades de colaboración que están viendo la luz a través de la Plataforma BioFORT. Así como tiene grandes expectativas acerca de lo que se puede lograr al fomentar  en las comunidades  adoptar semillas altamente nutritivas a través de una fuerte red de socios luchando juntos por combatir la desnutrición.

Escrito por Eve Dolkart en inglés, Asociación Semilla Nueva (ver original aquí).