Consolidando los esfuerzos de la biofortificación en Guatemala

¡2016: Año para celebrar a nuestro frijol!

Fecha: mayo 12, 2016 |
| Autor: administratorBio

El frijol es uno de los cultivos más ancestrales del Nuevo Mundo y es una de las leguminosas más importantes en la dieta diaria de los guatemaltecos, especialmente para familias de escasos recursos. Dentro de los granos básicos ocupa el segundo lugar después del maíz, tanto por la superficie sembrada como por la cantidad que consume la población.

A pesar de ser una de los cultivos más consumidos a nivel mundial, aún es difícil visualizar al frijol como un cultivo que forme parte de una estrategia para enfrentar la anemia por deficiencia de hierro en el mundo.

Gráfica para Blog del Ano Inter

En Guatemala, especialmente en el área rural, la dieta está basada en maíz y frijol por lo que la ingesta diaria de un guatemalteco es inferior a la recomendada para las diferentes edades. La Encuesta Nacional de Salud Materno-Infantil -ENSMI- 2014/2015 muestra los porcentajes para la prevalencia de anemia en niños y niñas de 6 a 59 meses de edad, y los porcentajes de prevalencia de anemia en mujeres de 19 a 59 años de edad:

Anemia Ninos ENSMI 2014-2015 Anemia Mujeres ENSMI 2014-2015

Una de las estrategias que está en auge en los últimos anos para apoyar a la seguridad alimentaria y nutricional de países en vías de desarrollo es la biofortificación, la cual consiste en aplicar técnicas de mejoramiento genético convencional (fitomejoramiento)  para incrementar los niveles de nutrientes en los cultivos, tales como proteínas, vitaminas y minerales. La idea central es que sin cambiar la dieta y comiendo la misma cantidad de frijol u otro cultivo, la cantidad de nutrientes se puede mejorar.

Guatemala se ha unido al movimiento de biofortificación en el frijol, donde el Instituto de Ciencia y Tecnología Agrícola -ICTA- ha realizado investigaciones para validar y liberar dos variedades de frijol de alto contenido en hierro. Estos dos frijoles son:

Imprimir

Sin embargo, ¿por qué este año es muy propicio para celebrar el frijol y más aún, promover el frijol biofortificado?

El frijol forma parte de los cultivos leguminosos anuales que producen entre uno y doce granos o semillas de tamaño, forma y color variables dentro de una vaina. Los cultivos leguminosos son un elemento fundamental de la canasta de alimentos y una fuente esencial de proteínas, fibra, minerales o vitaminas.

Año-Internacional-de-las-Legumbres_Alimmenta

En 2016, la Asamblea de las Naciones Unidas lo proclamó como el Año Internacional de las Legumbres, con los objetivos de:

  1. Conciencia sobre el importante papel de las legumbres en la producción sostenible de alimentos y en las dietas saludables, y su contribución a la seguridad alimentaria y nutricional;
  2. Promover el valor y la utilización de las legumbres en el sistema alimentario, los beneficios para la fertilidad del suelo, combatir el cambio climático y la desnutrición; y,
  3. Alentar las conexiones a lo largo de la cadena alimentaria para una mayor producción de legumbres, fomentar la investigación y la mejor utilización de la rotación de cultivos, y hacer frente a los retos del comercio de legumbres.

Incluir legumbres, como el frijol, en sistemas de cultivo intercalado y/o usarlas como cultivos de cobertura mejora la fertilidad del suelo, contribuyendo así a un sistema de producción más sostenible. El frijol se caracteriza por su adaptación a una amplia variedad de tipos de suelo y clima. Las legumbres son semillas secas y se pueden almacenar durante largos períodos de tiempo sin perder su valor nutritivo, lo que otorga flexibilidad y una mayor disponibilidad de alimentos entre cosechas. Y finalmente, gracias a su alta capacidad de fijar el nitrógeno biológicamente y liberar fósforo en el suelo, lo cual permite reducir sustancialmente el uso de fertilizantes.

Este 2016 marca la importancia de reconocer la relevancia de cultivar y consumir frijol para las familias guatemaltecas y del mundo. Este año es propicio para reconocer las bondades del frijol biofortificado, debido que sembrándolo podemos mejorar la nutrición y el futuro de millones de guatemaltecos. En la Plataforma BioFORT nos hemos unido al movimiento mundial de cultivar y consumir los cultivos biofortificados porque creemos que tienen el potencial para cambiar el futuro de nuestro país.

Escrito por Karen López, Semilla Nueva, Plataforma BioFORT.

Fuentes

Villatoro, J.; Castillo, F.; Franco, J. (2011). Producción de Frijol Phaseolus Vulgaris L. Instituto de Ciencia y Tecnología Agrícola -ICTA-.

Broughton, W.: Hernández, G.; Blair, M.; Beebe, S.; Gepts, P.: Vendeleyden, J. (2003). Beans (Phaseolus spp.) – Model food legumes. Kluwer Academic Publishers: Plant and Soil 252: 55-128, 2003.

Página oficial de 2016: Año Internacional de las Legumbres.