Consolidando los esfuerzos de la biofortificación en Guatemala

Maíz de Alta Calidad de Proteína o QPM

El maíz de alta calidad en proteínas o QPM (por sus siglas en inglés) contiene en promedio 70% más lisina y triptófano, dos aminoácidos esenciales para la construcción de proteína en el cuerpo humano, que el maíz normal y se ha determinado que en varios casos posee mejores características agronómicas (CIMMYT, s.f.).

maiz-1

En Guatemala, el desarrollo de maíz QPM estuvo marcado con la liberación de la primera variedad denominada NUTRICTA en el 1985. Esta variedad se liberó con el apoyo de CIMMYT, sin embargo no fue aceptada por la población debido a la textura harinosa del grano.

En 2005, se liberó un maíz híbrido denominado HB-PROTICTA. Este maíz híbrido tampoco fue aceptado por la población debido a su textura harinosa.

En 2009, con el apoyo del proyecto AgroSalud se libró el maíz híbrido denominado ICTA MAYAQPM, el cual ha sido promovido con productores del país, sin embargo, su debilidad es su bajo rendimiento frente a las semillas de maíces híbridos que existen en el mercado.

maiz-2

 

En 2016, se está realizando la validación de la variedad de maíz ICTA B9ACP (alta calidad de proteína) en regiones del Trópico de Guatemala. Según evaluaciones realizadas, el maíz ICTA B9ACP ha superado el rendimiento de varios materiales de maíz que se encuentran el mercado.

Como parte del plan de diseminación de cultivos biofortificados de la Plataforma BioFORT, se han entregado 600 quintales de maíz ICTA B9ACP a más de 3,000 productores en regiones del corredor seco y la costa sur de Guatemala.

maiz-3

¿Dónde comprar las semillas de maíz de alta calidad de proteína o QPM?

Las semillas de maíz ICTA MAYAQPM se encuentra a la venta en el Instituto de Ciencia y Tecnología Agrícola -ICTA- (consulte los precios aquí), y en algunas regiones del país es producida y puesta a la venta por productores de la Red de Semillaristas de Guatemala -REDSEGUA-.

Para el caso de la semilla de maíz ICTA B9ACP, actualmente forma parte del plan de diseminación de cultivos biofortificados de la Plataforma BioFORT para el 2016. Se han distribuido más de 600 quintales de dicho maíz de alta calidad de proteína a productores de regiones con altura menores a 1,200 msnm.

Asimismo, Asociación Semilla Nueva está iniciado un piloto de venta de semilla de maíz ICTA B9ACP en Retalhuleu y Suchitepéquez, el cual buscan extender a todo el país. Se espera que en los próximos años la semilla de maíz ICTA B9ACP se encuentre a la venta a nivel nacional.

Para conocer éxitos de maíz con alta calidad de proteína alrededor del mundo, visite la sección “Nuestra Inspiración”

Sobre la historia del maíz QPM:

En 1963, en la Universidad de Purdue se descubrió entre un conjunto de razas andinas de maíz, una muestra con un gen peculiar que aumentaba considerablemente las concentraciones en grano de lisina y triptófano, aminoácidos componentes esenciales de las proteínas en el ser humano, las aves de corral y los cerdos. El gen fue llamado opaco-2 porque confiere a los granos una apariencia opaca y amilácea (CIMMYT, s.f.). El genotipo original del maíz portador del gene opaco-2estaba asociado con rendimientos bajos y sensibilidad a muchas plagas y enfermedades.

En 1970 se iniciaron trabajos en el laboratorio de calidad de porteína de cereales del CIMMYT con el objetivo de desarrollar genotipos de maíz que tuvieran el gen opaco-2 pero con características agronómicas aceptables y buena calidad del grano.

Entre 1982 y 1983, mediante el empleo de genes modificadores, estos científicos lograron cambiar por completo la apariencia del grano de maíz con el gene opaco-2, mejorar su rendimiento, solucionar los demás problemas agronómicos y, al mismo tiempo, mantener la calidad de proteína. Así se generó un producto nuevo llamado maíz con calidad de proteína (QPM, por sus siglas en inglés) (CIMMYT, s.f.).